Friday, November 12, 2004

Te puse un nombre: Mía(o) eres tú…

No muchas veces meditamos en nuestro nombre y la razón que tuvieron nuestro padres para habernos llamado de esa manera, no es siempre para nosotros una mayor preocupación. Pese a esto, desde una perspectiva psicológica, puedo asegurar que nuestro nombre posee una importancia capital, porque determina, en gran manera, nuestra identidad y existencia.
Sin embargo, el tipo de nombre al que me quiero referir en esta ocasión, no es a nuestro nombre de pila o el que aparece dignamente en nuestra cédula; me quiero referir a esa identidad que nadie nos ha puesto si no a aquella que nosotros mismos, casi por inercia, hemos adoptado como propia, o que hemos adquirido producto de las circunstancias que nos ha tocado vivir .A esos seudos nombre que nos autoimponemos, los llamaré:”etiquetas”.
Estas etiquetas, tales como:no amado, avergonzada, fracasado, angustiada , etc. son las encargadas de destruirnos una y otra vez (esto lo digo con propiedad porque mas de alguna vez me apoderé de una etiqueta que no me pertenecía).Es cierto que, como lo expresa Maslow, la necesidad de aceptación es una necesidad trascendental, y por esta razón , en más de alguna oportunidad para sentirnos aceptados dentro de nuestro grupo de pares, transamos dañinamente nuestro valor que tenemos como Hijos de Dios , dejando que otros nos etiqueten como les sea su antojo ,y esto provoca que nos comienzan a llamar (y que nosotros mismos nos llamemos) de maneras que no son sanas y vamos por la vida sintiéndonos y actuando de la misma forma como nos llaman, como seres carentes de honra.
Afortunadamente, para restaurar este panorama desalentador y para restaurar nuestras etiquetas”, naciò, murió y resucitó nuestro Salvador ¡¡¡Qué alegría y qué seguridad verdad!!!.Si él fue azotado, y estuvo 3 horas en desgarradora agonía fue para darnos un nombre nuevo, un nombre que vendría a borrar la dolorosa identidad que hemos cargado por tanto tiempo. Él en su infinito amor se encarga de regalarnos una nueva identidad , de susurrarnos al oído quien somos realmente para él (como lo hizo conmigo) , él quiere abrazarnos ,besarnos y decirnos con su dulce y tierna voz……TE PUSE UN NOMBRE NUEVO MÌA (O) ERES TÙ…..(Isaías 43:1b RV)

5 Comments:

Blogger Kreare said...

Una metáfora a "Te puse un nombre: mía(o) eres tú" es el libro Mientras no tengamos rostro, de CS. LEWIS.

Dejemos que cada día Dios saque el velo que hemos llevado colgado sobre nuestros rostros muchos años al mirar su luz y al oir su dulce voz.

7:21 PM  
Anonymous destacado said...

que bella reflexión. Si, Dios nos ha dado un nombre nuevo... porque Él hace nuevas todas las cosas!!! :-)
Que lástima que seamos porfiados y a veces prefiramos volver a nuestro antiguo y gastado sobrenombre. Pero Él está allí recordandonos que somos otros.

Gustavo

7:40 PM  
Anonymous Kintun said...

Ante esto no dejo de maravillarme... Dios antes de cualquier planteamiento psicológico con respecto a la carga de los nombres. Él ya había consideraro ese simple y gran detalle nuestros nombres. Nos rescata, nos restaura y nos da un nuevo nombre.

7:41 PM  
Anonymous Anonymous said...

This is very interesting site... fioricet pharmacy refinance Big stake blackjack gambling Germantown dentist Freshwater fishing in south texas Pursuit auto alarms http://www.citizen-watches-0.info/free-to-watch-hentai.html fioricet &apos &aposfioricet &apos &apostoolbar yesmenubar yesscrollbars Voip deerfield il my fioricet brand firoicet name Best culinary schools america National dress of jamaica Buy 180 tramadol Business intelligence colleges Digital print sales vacancies toshiba digital cordless phones Pain relief kidney infection Michigan moving companies

3:20 PM  
Anonymous Anonymous said...

Excellent, love it! »

3:34 PM  

Post a Comment

<< Home